La fiesta de los quince en la zona wifi de la tía.

el

-Hola Tia, ¿cómo estás

-Esperando tu paquete como cosa buena, que nervios.

-Tia, te mandé las tetas por DHL, deben demorar como tres semanas, ¿ya tienes al cirujano listo?

-Ya está todo preparado y esperando el bulto,

-Qué bien.

-El Cabezón y el Gordo están practicando para llevarme y traerme en bici taxi al hospital porque no hay gasolina.

-¿Está muy mala la cosa?

-El virus anda por todos lados, se difumina.

-¿El coronavirus?

-Peor que ese , el virus de la escasez, primero lo cogió la gasolina y se lo pegó al gas  y a las medicinas, estos al detergente y al jabón, vamos a ver si se contiene la epidemia, pero no parece.

-¿Tú crees?¿ Y el tío que dice?

-No sé, porque hace tres días que no lo veo,

-¿Se fue de la casa?

-Que va, le dije que no regresara a la casa sin jabón y lleva tres días durmiendo afuera de la TRD para cuando llegue el aseo, se llevó el catre del preescolar tuyo y allí está todavía.

-Tía que dura eres con el

-Vamos a cambiar de tema, por cierto, hoy me he dado tremendo susto, cuando llegue al wifi estaba Juana la que vende las jabitas de nylon en la shopping vendiendo mascarillas de esas que usan los chinos.

-No me digas qué hay coronavirus en Cuba.

-De eso nada mijo, te dije que no hay jabón, las mascarillas son para protegerse de la peste. Esto aquí huele a Siberia en verano.

-Afloja tía.

-Yo tengo un miedo que regrese el periodo especial de los 90, ¿te acuerdas que tampoco había jabón?

-No mientes la soga en casa del ahorcado tía.

-¿Te acuerdas que compramos una vez unos jabones criollos que le habían echado demasiada potasa? Me ponía el pellejo más duro y escamoso que ni Ruperta la Caimana.

-Que memoria tú tienes tía.

-Es que ahora con esto me vienen los recuerdos, había otro jabón hecho con grasa de pescado, lo usé sólo dos o tres veces y estuve dos años oliendo a jurel. Los pocos gatos sobrevivientes me caían atrás.

-Eres un caso tía, ¿cómo están los primos?

-Óyeme, esto ha sido una locura aquí porque al Gordo y a la Guasasa se les metió en la cabeza hacer los quince de la chiquita en el parque del wifi para transmitirlo en una directa, aquello fue de campeonato.

-¿Cuando fue?

-Hace 3 días fue la fiesta, acabaron, tenían un maestro de ceremonias y todo. Eran unos quince temáticos de superhéroes, como una obra de teatro. Que manera de comer catibía.

-De verdad que  los cubanos inventan cada cosa.

-Pues mijo la chiquita de los quince estaba vestida de sirenita y no podía ni moverse de lo apretado que le quedaba la cola, tu primo el Gordo era Darth Vader que la quería raptar, pero la sirenita pesaba mínimo 200 libras, la pobre muchacha era más ballena que sirena y el villano de tu primo no podía ni moverla, al final terminó arrastrándola.

-Puro surrealismo cubano

-Lo que viene es peor. la Guasasa estaba vestida de mujer maravilla, pero la talla del disfraz era de niña, porque tenia toda la barriga afuera, los pantaloncitos le quedaban apenas por debajo de la rodilla y la capa no pasaba de la mitad de la espalda, Te cuento que la mujer maravilla se lanzó como una furia sobre Darth Vader, le quitó la pistolita de laser y empezó a darle por la espalda pero durisimo, “suéltala, suéltala, lado oscuro de la fuerza”  y lo repetía una y otra vez.

-Se volvió loca esa mujer.

-No mijo, que ese era el personaje, tremenda actriz que se perdió con esa muchacha, la gente pensaba que era una pelea real, ella estaba tan supermetida en el papel que ni Gina Cabrera, le daba con unas ganas a tu primo por la espalda que casi voy a desapartar, pero parece que no se aprendió bien el libreto, porque dándole el último golpe le dijo, “maldito, acaba de renunciar para siempre al lado oscuro del culo”.

-¿Le dijo eso?

-No solo se lo dijo sino que se lo gritó delante de todo el mundo. Ella quiso decir lado oscuro de la fuerza, pero la traicionó el subconsciente.

-Que fuerte está eso, y ¿el Gordo que hizo?

-Allí mismo soltó a la sirena-ballena que cayó arriba del banco partiéndolo por la mitad, “Me cago en diez”, maldijo y a mi por poco me da una cosa porque pensé que iba a decir “me cago en Dios” luego siguió  quejándose de que ya estaba cansado de tanta comedera de mierda y que se iba para casa del carajo.

-¿Pero tu no dices que el no decía malas palabra ya?

-Yo también pensaba eso, y fui de las sorprendidas, se quitó entonces la careta de Darth Vader y empezó lo bueno.

-¿Mas todavía?

-Muchacho,  faltaba Supermán al rescate.

-Cómo que Superman, ¿quien era Supermán?

-El padre de la sirena, un gordito borrachin que siempre esta dándose tragos por el barrio y agarrado de los postes para no caerse. Ademas de no medir mas de 1,60 m y de ser de los calvos que no quieren serlo pues se peina con raya al lado, se deja crecer el pelo de la izquierda y se lo peina para la derecha para tapar la calva. Pero el pobre ya la raya esta justo arriba de la oreja y las pelusas se las tiene que pegar con baje al cráneo y ni así esconde la bola de billar.

-Tremendo Supermán.

-Así mismo, pero ademas de ser un Supermán enano, calvo y gordo , estaba borracho a morirse y habían amarrado una soga desde el segundo piso del edificio de al lado hasta un árbol cerca del banco de la sirenita por donde tenia que tirarse Supermán atado por la espalda para rescatar a la muchacha.

-No me lo creo.

-Pues cuando Darth Vader se quitaba la careta vio a Supermán con media barriga de cervecero afuera y apurando el final de una lata de bucanero amarrado por la espalda y gritando: “suéltala Valverde”,  porque ademas es un ceboruco el gordo curda ese y no hubo manera de que pudiera decir algo que pareciera inglés como Darth Vader, y al final lo llamaba Valverde.

-¿Y que hizo Valverde?

-Pues tu primo solo tuvo tiempo de echarse un poco para el lado porque El Superman con problemas de ADN venía que jodía por la soga para abajo y los ojos rojos y medio cerrados de borracho profesional y gritando con lengua enredada “suéltala Valverde”. Claro que no midió la velocidad y cuando pasó por el banco que jodía, estiró la mano y le arrancó el bajichupa a la sirenita y le dió una patada por la espalda a la mujer maravilla que la tiró para arriba de la mesa con el cake , la ensalada y las croquetas desbaratandolo todo.

-Mi madre, que locura y Supermán donde cayó.

-Le fue arriba a los invitados y tumbó a cuatro viejas para el piso, aquello fue el acabose y la sirenita encuera tratando de esconder las tetas en los brazos, pero había mas tetas que brazos y no podía con todo,

-Que triste.

-Para rematar apareció Superman todo rasponeado y con el traje medio roto a devolver el bajichupa y le dice a la hija, “¿Mija y ese par de tetas de donde tú las sacaste?”

-Eso no puede ser verdad.

-Pregúntale al Gordo para que tú veas o búscalo en internet que estaba en directo, allí la mujer maravilla dió un salto y esta vez de verdad empezó a darle golpes a Supermán con la pistolita laser de Valverde que estaba tirada por el piso, y a gritarle, “borracho cochino, no solo no te ocupas de tu hija, sino que también le jodes los quince, en tu curda ni sabes que tu hija es una jovencita, ni crecerle las tetas le has visto”.

-Alaba’o tía que pena.

-Allí deje entonces Superman y a la mujer maravillas ripiandose y me llevé a Valverde para la casa que le dolía la espalda de los janazos que le habían dado.  Nos fuimos con tu tío y el Cabezón que no paraban de reírse.

-Por lo menos la pasaron bien.

-Pero no pudimos ni comernos unas croquetas,

-¿Estaban buenas las croquetas?

-El Cabezón para ayudar a su hermano se pasó dos noches pescando clarias en la presa del parque Lenin para hacer las croquetas, que bicho mas feo ese, cuando las trajeron y las tiraron en el fregadero estaban boqueando, que asco, ni las toqué porque son animales malditos, pero la carne no es tan mala.

-Al menos proteínas.

-Pero Superman lo jodió todo, aunque había un montón de gente recogiendo las cosas del piso y comiéndoselas,

-¿Y el Gordo cómo estaba de los golpes?

-Tenía la espalda llena de verdugones morados, y mandé a tu tío a comprar un tranquilizante o un relajante muscular en la farmacia.

-¿Y le asentó?

-Muchacho, si en la farmacia no hay ni aspirinas, se apareció con unas hierbas que dicen que alivian. Ahí Valverde se durmió un rato y estaba renuente a volver con la Guasasa, pero hasta a mi me dio lástima con ella cuando se aprecio en la casa llorando por la desgracia de los quince , el dinero invertido y la vergüenza de estar en vivo en las redes. La pobre sirena ballena estaba traumatizada y decía que no salía mas de su casa a no ser para el aeropuerto y perderse para cualquier lugar.

-La pobre. Pero hay mucha gente que quiere lo mismo y no está traumatizada.

-Eso mismo le dijo el gordo, allí ella se quitó la blusita de mujer maravilla hecha un ripio y le enseñó la marca morada del zapato de Supermán en la espalda. Eso conmovió mucho a tu primo y le dijo que se pusiera eso rápido que le iba a dar una cosa a su padre que no dejaba de mirarle las tetas.

-Menos mal que volvieron.

-Por cierto tiene una florecita tatuada en un hombro de lo más bonita, tú crees que a mi me quede un tatuaje bien , ¿que te parece una mariposa encima de la raja de las nalgas?

-Mejor no tía.

-Tú eres medio guanajo, seguro me queda bien, pues te sigo el cuento de los tórtolos que se fueron acariciando sus espaldas machucadas, muy lindos que se veían Valverde y la mujer maravilla abrazados.

-¿Y que comenta la gente?

-Tú sabes que la gente solo quiere criticar y dar cuero, todo el mundo esta hablando de eso y viendo los videos por internet. Y cambiando de tema, ahora que vi que en la farmacia no hay nada, necesito que me mandes unos calmantes para después de mi operación de seno.

-Te los mando tía y te insisto otra vez si estas segura del cirujano, no vaya a ser que te quede una teta mas larga que la otra al final.

-Descuida que eso esta arreglado y me voy que hoy viene el Cabezón y la Adicional Almendra a comer a la casa y tengo que adobar las clarias que sobraron de las croquetas, proteínas ¿no?

-Sí, proteínas

-Acuérdate de las medicinas y no te tengo que decir que recargues y ponme más que le doy a mi Herme y así nos comunicamos, él anda todavía por las Tunas, como lo extraño, voy a llorar.

-Tia ¿tú no crees que Hermenegildo tenga otra mujer mas joven?

-Como yo lo trato no lo trata nadie, además yo sigo yendo a ver las películas en 3D del ciclo de cine natural.

-¿Qué cine es el cine natural?

-Estás atrás, películas con la gente al natural, vaya encuera.

-¿Al final sigues viendo películas pornográficas?

-Habla bajito y la técnica está muy mejorada porque estoy practicando.

-¿No me digas que practicas con alguien, con el tío?

-Se te ocurren cada cosas, no es con quien, sino con qué.

-No entiendo nada.

-Solo te digo que desde hace una semana tu tío anda buscando el martillo para clavar unas puntillas y no lo encuentra porque lo tengo escondido y no sé cómo se pondrá cuando vea el mango todo mordido y arañado.

-Que cosas haces tía, ¿pero tú no crees que Hermenegildo se quede en las Tunas?

-No repitas eso, me dices eso para no mandarme mas dinero de recarga, el me ama, sabes, me ama y si por casualidad hace algo porque es hombre, no me importa, es mejor comer pollo compartido que mierda sola, así que recarga, recarga, recargaaaaaaa

-Tia, espera, como es eso del pollo compartido, Tia, Tia… me colgó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s